Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

EL TRIUNFO DE LOS MEDIOCRES

mediocreNos hemos acostumbrado a vivir con la mediocridad y hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas, por premiarla, por ensalzarla y por aplaudirla. Ha ganado la cultura de la anti-excelencia y gran parte de este éxito se lo debemos a nuestros políticos. Este sería el resumen del maravilloso artículo de Forges, “El triunfo de los mediocres”, que se está haciendo viral y que les dejo por aquí para que disfruten o más bien se enfurezcan con él.

Donde más veo y donde más se da esta actitud y este “éxito” es en los centros educativos y en las instituciones y organizaciones que los gestiona. Y no solo en lo académico sino también en lo ético, en este asunto van de la mano. Desde la elección del delegado de clase, del premio a mejor alumno… al mejor profesor,  el coordinador de ciclo educativo o jefe de departamento. Del director del centro educativo o del inspector. O del máximo responsable provincial, regional o nacional… De sus equipos de gobierno. De las figuras sindicalistas…De multitud de personas y cargos relevantes del mundo asociacionista educativo etc. En todas ellas ha triunfado la mediocridad.

No están los mejores por meritos, están los mejores en hacer favores y cobrárselos, los mejores hipócritas, los más ambiguos, los que hacen las cosas para que sean vistas por los demás y para que puedan publicitar que las han hecho. Son simpáticos y sociables, han dedicado y dedican una gran parte de su tiempo a formarse en ello, en caer bien, con sus chascarrillos y sus amables comentarios. Están los mejores en  medrar pisando y en no salirse del caminito que marca la ortodoxia del cargo y de la institución o cúpula que le colocó allí, pues a ella se deben y para ella trabajarán.

La buena formación, los méritos, los valores, la actitud, el sacrificio, la entrega, el esfuerzo, la personalidad, el interés, las habilidades o aptitudes…Todo esto que siempre se ha identificado con las sociedades más  avanzadas, hoy ya no tiene sentido porque ha triunfado la mediocridad. Este es nuestro modelo y paradigma de éxito. ¡Qué pobreza moral, intelectual y educativa!

El triunfo de los mediocres

“Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo. 

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel. Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre.

Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

– Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.

– Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.

– Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.

– Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.

– Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

– Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.

– Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.

– Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.

– Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

– Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

– Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.

ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)

PACTO EDUCATIVO. ¡QUÉ FRUSTRACIÓN!

Ayer se votó enimg_4569 el Congreso de los Diputados la proposición de ley para suspender la implantación de la LOMCE y 186 diputados  de 339 consideraron sacar adelante dicha propuesta. Una vez admitida a trámite esta proposición llegará el momento de la presentación de enmiendas. Ese texto y las ponencias se discutirán en comisión para posteriormente ser  enviada al Senado, donde el PP tiene una mayoría aplastante. ¡Qué frustración!

La Educación es un problema muy grande que tenemos que solucionar  y solo lo conseguiremos despolitizándolo. En 28 años ha habido 7 leyes de Educación diferentes en las que los profesores y los alumnos apenas han tenido tiempo para adaptarse, han sido reformas tan frágiles que ni la comunidad educativa creía ni en su esencia ni en su futuro. Eran hechas de forma precipitada desde  la conveniencia y los intereses partidistas; asumían el poder y cambiaban la ley por despecho y revanchismo político. ¡Qué frustración!

España sigue siendo uno de los estados en la Comunidad Económica Europea que menos gasto público dedica a sus colegios. Su Educación es mala y tiene grandes carencias. Urge un gran pacto de estado por la Educación. Este acuerdo hasta hoy ha sido imposible y sería algo inédito. Ojalá se inicie este debate y sobre todo este pacto, eso si, las propuestas han de llegar de los sectores directamente implicados, fuera de las garras del ámbito político…Tienen que nacer en la sociedad civil, de esos profesionales de la educación, de los padres, de los alumnos… De no hacerlo correremos el riesgo de caer una vez más en la frustración Lampedusiana de  haber cambiado todo para no cambiar nada.

EDUCACIÓN Y DEMOCRACIA…SINCERIDAD Y MENTIRA

A todo el mundo nos encanta la sinceridad, pero cuando conocemos a alguien que la practica con cierta asiduidad, deja de parecernos tan interesante, dejamos de ponerla en valor e incluso la etiquetamos de mal gusto.
Cuando pedimos la verdad lo hacemos de forma positiva, pero cuando la escuchamos-sobre nosotros mismos- la percibimos ya como algo negativo. Es curioso como se transforma su polaridad en tan solo unos instantes… En la vida como en la fotografía hay que pasar los negativos a positivos y no al revés, como sucede en este asunto.
Todos queremos sinceridad pero ¿estamos preparados para ella? Deberíamos de estarlo, pues a partir de recibir esa verdad se puede avanzar; sin embargo si construyes bajo el engaño, tarde o temprano la veracidad de las situaciones, de los acontecimientos, de los hechos te impedirá vivir con la suficiente espontaneidad y sencillez como para poder sonreír de una forma nada fingida y saludar de una forma sincera y nada hipócrita. Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula-decía Diderot- y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.
A lo largo de esta semana he hablado mucho de dos de los mayores engaños que hemos construido en los últimos años; uno es el de nuestra democracia y el otro el de nuestra educación.
El último informe PISA evidencia dos graves defectos del sistema educativo: la inadecuada metodología pedagógica y lo obsoleto del sistema de formación y perfeccionamiento del profesorado español. Los alumnos españoles empeoran sus resultados en la prueba de resolución de problemas en la vida cotidiana del último Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), con una puntuación de 477 puntos, 23 por debajo de la media de la OCDE (500 puntos) y cinco menos que las realizadas en el año 2003. Así, España se sitúa en el puesto 23 de los 28 países de la OCDE que participan en esta prueba.
Los resultados demuestran que los estudiantes españoles tienen dificultades para comprar una combinación de billetes si surgen complicaciones como perder uno de los medios de transporte, tener que pagar una penalización, retrasos, etc. También presentan dificultades para manejar y programar aparatos electrónicos complejos aunque cotidianos, como un mp3, una aspiradora o el termostato del aire acondicionado o calefacción. El objetivo no consiste en lo que los estudiantes han aprendido, sino en si pueden extrapolar lo que saben y trasladarlo de forma creativa. La puntuación media obtenida por España se corresponde al nivel 2 de los seis establecidos en PISA.
El director de PISA ha destacado que los resultados entre los alumnos españoles son muy heterogéneos y que no dependen de un tipo de centro concreto, sino que «el problema se extiende entre muchos colegios y perfiles de alumnado diferentes».
El sistema educativo que tenemos es una gran mentira, se sustenta en pilares pocos sinceros, llenos de conveniencias personales y de un sistema interesado en perpetuarlo. Los alumnos españoles no saben aplicar lo aprendido porque no les han enseñado a aplicarlo. Y no es culpa exclusivamente del método, sino de todo el sistema. La escuela que tenemos es poco creativa y genera mediocridad, fracaso y abandono escolar. Esta escuela está sustentada en una gran mentira y el miedo a que se descubra todo este fiasco les lleva a hacer- a nuestros responsables educativos y sus acérrimos defensores-cosas inverosímiles y fuera de toda coherencia educativa.
La otra gran mentira -que ha protagonizado gran parte de mi semana- ha sido la que gira en torno al explosivo libro de Pilar Urbano, en el que se desentraña uno de los episodios más ocultos de la historia de España, el 23-F y el nacimiento de nuestra democracia. En este asunto, me temo que la versión de la autora se respalda en un proceso de investigación muy serio, con fuentes muy contrastadas, con mucha verdad… muy en pugna con una versión oficial, muy poco creíble y como dice la propia autora, desfigurada, tergiversada y mal historiada… O sea, carentes de verdad, de sinceridad…Y entonces.

Si la educación es la llave, la escuela es el candado.

La Marea verde de Baleares quiere dar un paso más en su lucha contra los recortes en Educación. Desde las Islas proponen a docentes, padres, estudiantes, organizaciones políticas y sindicatos de toda España para que convoquen manifestaciones el fin de semana del 12 y 13 de octubre y una huelga general el martes 15, para denunciar la situación de en que se encuentra la enseñanza pública en nuestro país y para pedirles una respuesta contundente a los continuos ataques del PP.

No seré yo quien defienda recortes en educación, pero tampoco me posicionaré con posturas politizadas e interesadas muy alejadas de la educación. Detrás de esas mareas verdes subyacen conveniencias que nada tienen que ver con la educación. Hace años que sabemos y anunciamos -lo que nos dedicamos a esto- que los problemas de la educación no solo se solucionaran con austeridad y racionalización. Además de eso, hay que enfrentarse a la causa del problema y a esos grandes paradigmas que han protagonizado, a lo largo de la historia, nuestro modelo educativo y el de casi todos los sistemas educativos públicos de todo el mundo.

Para mejorar la educación no hay que reformar el modelo anterior. Hay que transformarlo. Necesitamos un sistema educativo con nuevas formas de enseñar y de aprender. La educación tiene que cambiar y la tiene que cambiar los expertos en educación, los profesores. Si lo dejamos en manos de nuestros políticos, cometerán el error de ideologizarla, de primar sus intereses, sus conveniencias y en consecuencia, sus tendencias estarán desvalorizadas.

Tenemos que crear un nuevo modelo de educación que se adapte a las nuevas realidades que vivimos, a esta nueva sociedad que tanto ha cambiado. El sistema educativo actual fue diseñado, concebido y estructurado-como dice Ken Robinson-en una época diferente a la actual, las circunstancias económicas y sociales eran diferentes. Hay que superar la vieja concepción de la educación.

Necesitamos una escuela más creativa, innovadora, independiente y formadora de futuros adultos capaces de resolver problemas, vivir en la incertidumbre y hacer frente a la sociedad actual y a los cambios de modelos que se les vienen encima. El modelo tradicional genera mediocridad, fracaso y abandono escolar.

Es hora de romper con ese modelo de enseñanza, tan uniforme y poco creativo en el que nos educamos. La clave del éxito está en comprender las necesidades de cada niño y ofréceselas. La motivación, la cultura por el esfuerzo y un sistema educativo que lo potencie, es la clave para paliar el abandono y el fracaso. Para ello es necesario innovar y buscar un modelo menos conforme, tal vez menos estándar, menos aburrido y que cree ilusión. Hay que crear un entorno escolar más agradable y estimulante.

Hay que establecer – como dice el profesor J. Antonio Marina-una cultura de la curiosidad, del rigor critico, del conocimiento, de la sensibilidad artística, de la claridad ética, del afán continuo por aprender. La Escuela tiene que ser ante todo un mercado de experiencias, en el que expandir horizontes sea nuestra meta; aprender, leer, conocer, debatir ideas, sentir, reflexionar, dudar; en suma, cultivar la mente y potenciar la creatividad y el pensamiento diferente, ha de nuestra tendencia en educación.

Es hora de transformar la copia y la memorización por la imaginación y la motivación. Es hora de dejar atrás esta educación que no tiene en cuenta la individualidad ni los distintos talentos, así como las necesidades, capacidades, intereses, potencialidades y habilidades específicas de sus alumnos. Es fundamental buscar una educación dinámica, ilusionante, creativa, que emocione, que dé confianza, que motive, que entusiasme.

La educación es algo global; casa, calle, medios de comunicación, escuela, sociedad… tienen en este momento muchas cosas que enseñar. Hay que pedir y exigir a “toda la tribu” que se impliquen y colaboren en la educación. Como sociedad tenemos que tener claro qué tipo de educación queremos, repensar la educación y a partir de ahí empezar a cambiar. La relación entre la casa y la escuela ha de ser más estrecha. Confianza, trasparencia y respeto ha de aparecer en esa relación.

Los profesores, los maestros han de aprender otras formas de pensar, para enseñar otras formas de aprender. Hemos de formarnos más, de desarrollarnos más, de investigar más en el hecho educativo, de evolucionar, de innovarnos, de prepararnos más y de mantener esa ilusión y vocación bien despierta. No basta con la formación docente simulacro y burocratizada que busca acumular puntos, si de lo que se trata es de mejor realmente.

Habría que mejorar los procesos de selección del profesorado. Tener en cuenta la excelencia académica y ante todo su adaptación y capacitación a la realidad de las aulas. Es hora de seleccionar y formar mejor al profesorado para la realidad de lo que van a encontrar. De esta forma conseguiremos tener los mejores profesores, inteligentes, bien preparados, capacitados, ambiciosos, con vocación, valorados, admirados por la sociedad, elegidos y protegidos.

El modelo de gestión que inunda nuestros espacios educativos, es un modelo exclusivamente administrativo y saturado de burocracia. No existe un modelo de liderazgo educativo, de gestor activo de ideas educativas, de animador de proyectos, de ideólogo de propuestas. La educación necesita de gestores diferentes a los que hemos tenido hasta ahora.

La educación es la clave pero la escuela ha de cambiar…Y es que “si la educación es la llave, la escuela es el candado”.

DIGNIDAD

Una de las cosas con las que convivo diariamente en las aulas, es con numerosas situaciones sorpresas en forma de preguntas o de circunstancias imprevisibles. Tienes que tomar decisiones imprevistas y salvar situaciones inesperadas…Tienes que hacer algo sin habértelo preparado…Tienes que crear algo en ausencia de…Tienes que solucionar…Tienes que improvisar…Tienes que…

Esta habilidad es de vital importancia para meterte en un aula con niños. Tienes que estar preparado para actuar y desenvolverte con espontaneidad, aunque hayas hecho una planificación fina. Estas continuas interrupciones y sorpresas, pueden estimular tu creatividad o pueden ser causa de agotamiento, baja o incluso de abandono de la profesión. En mis 20 años ya – entre tizas y pizarras- he visto como a muchos compañeros, estas situaciones imprevisibles, les traían por el camino de la amargura. Debería haber una asignatura en la Escuela de Magisterio-incluso en la vida- que se llamara Improvisación.

Hablando de bajas docentes, he de confesaros, que de esta oleada suicida de recortes en la enseñanza pública que vivimos, la que más me cuesta digerir y creo que empeora de una forma muy alarmante, las condiciones en las que se desarrolla la Educación, es el…

…Bueno, mejor os lo cuento, después de acercaros la mejor pregunta que me han hecho esta semana:
¿Qué es la dignidad?

…Y volviendo al tema de recortes educativos, lo que menos entiendo, es el retraso-como práctica habitual- en la sustitución del profesorado. A este respecto, Becerril-defensora del pueblo- dice en el informe anual de la institución, debido a las numerosas quejas por este tema, en que son «indudables las consecuencias negativas» y, en ocasiones, «difícilmente reparables», que pueden derivarse para los alumnos de esta práctica. Y les aseguro que en muchos casos estas sustituciones no se hacen ni en periodos de un mes. ¿Se imaginan que su hijo no tuviese profesor durante un mes? ¿Se imaginan que ese profesor impartiese Matemáticas a 2º de Bachillerato, ahora que se aproximan sus pruebas de acceso a la universidad?

Esta política económica es tan injusta como inadecuada. Ha afectado a la reducción de los gastos de funcionamiento de centros educativos, de los gastos de personal, a incrementos en la ratio, a… Entiendo que tengamos que vivir “elementos” de austeridad, entiendo que haya que reorganizarnos, recortar, incrementar la carga horaria lectiva, trabajar más por menos… Pero no entenderé jamás que se sigan despilfarrando los recursos públicos por otros lados, mal gestionando, derrochando… Y esto es lo que nos cabrea, lo que nos irrita, lo que nos enfada cada dia.

Y lo peor de todo, es que estas quejas, están siendo mal encauzadas. O nuestra clase política canaliza esta crispación con nuevas formulas democráticas o somos más originales en estrategias de quejas y defensa, alejándonos de la violencia o nuestras calles y cámaras democráticas se convertirán en campos de batallas.
Volviendo con el tema de la dignidad y en relación con quejarse de forma ingeniosa manteniendo eso, la dignidad intacta, os aconsejo ver una película colombiana de 1993: La estrategia del caracol. Os aseguro que la ilusión, la creatividad y la dignidad que derrocha es tan impresionante como actual. ¡No os la perdáis! Eso es la dignidad.

PD: Mi posdata de hoy la escribo en memoria del profesor Sampedro, un apasionado de la libertad.
«Lo que más me indigna es la indiferencia con que se contemplan las cosas, en general. Y en los dirigentes, la ignorancia y la soberbia. Esto acaba por degradación moral. Hemos olvidado la justicia y la dignidad. Una sociedad que sustituye bienestar por beneficio es el exponente de una sociedad en grave decadencia”. José Luis Sampedro.

LAS GOLONDRINAS

El martes pasado leía un manifiesto de economistas, para mejorar el rendimiento del sector educativo. Lo que proponían es muy acertado. La primera idea que dan es la de prestar más importancia a la motivación temprana, a las habilidades no cognitivas, entre 1 y 3 años. La segunda es una mejor carrera y mejor profesionalización de los enseñantes. La tercera es quitar rigidez al sistema educativo, atendiendo a las características específicas y a las capacidades de cada niño. La cuarta idea es… …Bueno, mejor os lo cuento, después de acercaros la mejor pregunta de la semana: ¿Qué no te cansas de mirar y disfrutas muchísimo con ello? Volviendo a la Educación y al manifiesto, la cuarta es autonomía, flexibilidad y rendición de cuentas de cada uno de los centros educativos. La quinta es incentivar el esfuerzo y el comportamiento adecuado. La quinta es una evaluación rigurosa e independiente. Estas recetas no son caras, no se necesita muchísima inversión, no son difíciles.

Tal vez para tener una buena educación, no hace falta gastar más, sino gastar en lo necesario, en lo importante, en lo imprescindible, en lo significativo… Gastar mejor. Tengo un alumno, Nacho, que no se cansa de preguntarme cosas curiosas. Es de lo más sorprende, es como si no hubiera pasado por este sistema educativo tan reduccionista, tan uniforme y tan poco creativo. Al inicio de la Primaria los niños son muy dinámicos, les gusta investigar, curiosear. Tras su paso por la escuela va muriendo en ellos esa curiosidad. Tanta memorización les hace perder esa curiosidad natural con la que vienen. ¿Por qué somos tan diferentes? ¿Acaso este niño es más inteligente? …Lo que sí es probablemente, es más original, más singular…Diferente. Nacho me decía hoy, que cuando sale de acampada con sus padres o hace una barbacoa en casa y hace un fuego, no puede dejar de mirar al fuego, le gusta mirar arder y consumirse la leña…le hipnotiza me decía. ¿Y tú, que no te cansas de mirar profe? Me preguntó ¿Y a vosotros?

Preguntó a sus compañeros…¿Y a ustedes? …Ver jugar a los niños, ver correr el agua, las olas en el mar, nevar, pasar coches, mirar la forma de las nubes, las estrellas…Hay tantas cosas…Somos tan diferentes…A mí, sobre todo-y más en esta época- me gusta mirar a las golondrinas volar y ver como hacen todas esas cabriolas inesperadas en el aire, a gran velocidad y tan cerquita del suelo o de los edificios. ¡Qué gozada!…Ya de niño lo hacía y ahora, que ya soy un poco menos niño, lo sigo haciendo…Sigo disfrutando muchísimo. Hace unos días, leía un estudio en relación con las golondrinas, muy curioso. Según los investigadores, las golondrinas están en un proceso “urgente” de transformación de sus alas para prevenir o sobrevivir a las continuas muertes por atropellos. Estos científicos llevan 30 años recogiendo cadáveres y estudiando golondrinas de varias especies. Han observado que cada vez hay menos aves muertas y se han preguntado sobre las razones: ¿Mayor maniobrabilidad y eficacia del vuelo? ¿Adquisición de características especiales?… Charles Brown ha encontrado que las aves que morían por colisión con vehículos, tienen la envergadura más grande que las que morían por otras causas accidentales. Las golondrinas han ido cambiando el tamaño de las alas en los últimos 30 años. Ahora son más talentosas, vuelan mejor…La evolución es un proceso continuo de transformación biológica de las especies, debido a la acción de factores ambientales. Las golondrinas han ido cambiando, han ido modificando sus alas para sobrevivir, para resolver su problema. Lo hacen con tiempo, involucrándose en el problema, participando desde el principio en la solución…Uno de los principales problemas de nuestros políticos, de nuestros dirigentes y nuestro por supuesto, es justamente ese, no abordar el problema desde el principio, no resolver el problema cuando hay tiempo. Y no porque luego sea tarde, sino porque deja más cadáveres en los parabrisas de los coches. Mi posdata de hoy es para Nacho. Tú curiosidad es un regalo para mi, ella te hará más libre.

Pin It on Pinterest