Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

Hoy quiero hablarles de una bonita historia que acabo de leer sobre libélulas y caballitos del diablo…Son uno de los insectos más antiguos y pueden vivir hasta 7 años, lo que pasa es que solamente los últimos 4 meses lo hacen como forma adulta (la que conocemos). El resto lo pasan como un insecto depredador acuático, hasta que deciden metamorfosear…Su vista tiene rango de 360 grados debido a su ojo compuesto de 30 mil ojillos. ¡Menuda vista!

Los caballitos se diferencian de las libélulas comunes porque son más pequeños y estos tienen sus ojos más separados. La disposición de sus alas, cuando se encuentran en reposo también es diferente; los caballitos las pliegan sobre su cuerpo, al igual que el resto de insectos, mientras que las libélulas las dejan extendidas como un helicóptero…Por eso su vuelo es más eficaz, más potente, 98km a la hora…Pero bueno, vamos a la historia, que es lo que realmente quiero contarles:

“Las crónicas japonesas del siglo V de nuestra era cuentan como Yuryako Tenno, vigésimo primer emperador de Japón, cazaba un día en una llanura de la actual provincia de Nara cuando…
…Bueno, mejor os lo cuento, después de dejaros la mejor pregunta de la semana:
¿Qué nos une? ¿Qué nos separa? ¿Es más lo que nos une o lo que nos separa en S.C.D?

…Y volviendo a la historia:
“el emperador, fue importunado por un tábano. Al susodicho animalito no se le antojó otra cosa que hacer una degustación gratuita de sangre real, picando al emperador para satisfacer el singular capricho sin ni siquiera un sumimasen de por medio (con permiso, en japonés), lo cual es todo un ultraje en la cultura más educada del mundo. El emperador, física y mentalmente irritado, poco podía hacer para vengar tamaña afrenta una vez el insecto emprendió el vuelo, pero ese instante, una libélula descendió en picado y arremetió contra el vampiresco animal, devorándolo al instante.

Sumamente complacido con la acción, el emperador renombró la zona como Akitsuno, o lo que es lo mismo, Llanura de la Libélula. Este hecho, según las citadas referencias, fue el origen del antiguo nombre de Japón: Akitsu Shima o Las Islas Libélula.

Las libélulas, que ya de por sí tenían buena reputación en esa lejana nación, fueron llamadas kachimushi (insectos victoriosos) y consideradas como sinónimos de buena suerte. Por tal motivo, comenzaron a ser utilizadas como motivos decorativos en los cascos de los samurai y a aparecer en los emblemas familiares de los nobles.”

…Dice mi amiga, al respecto de la vida en pareja, que “los matrimonios que mejor funcionan son los que tienen muchas cosas diferentes, pero que se complementan entre si”…Me confiesa que ella y su pareja son opuestos, pero complementarios…”Somos distintas partes pero formamos un todo”…Tienen diferencias pero las utilizan para construir…No para confrontar.
Nos han educado para ver todo aquello que nos diferencia…No nos han enseñado a ver lo que nos une. Nos enseñan a excluir, en vez de a integrar… Por eso- cuando nos educan desde la diferencia que nos separa- formamos sociedades desiguales, excluyentes, egoístas, privilegiadas, desconsideradas…en vez de construirlas solidarias, equilibradas y sobre todo más humanas…Educación, ahí está la clave: “Dime qué sociedad quieres construir y te diré que educación debes de impartir”.

En SCD hemos empleado gran parte de nuestra fuerza, de nuestra ilusión, de nuestro trabajo, de nuestro esfuerzo en defender nuestras ideas personales de política, de vida, de…Pero esos idealismos, esas ideas- que en ocasiones son tan abstractas- nos cegaron y nos impidieron ver lo que nos une… lo concreto… las cosas. Uno de los grandes errores que se comete en política, a mi modo de ver, es ese…Que en ocasiones nos perdemos defendiendo, discutiendo y enfrentándonos por cosas sublimes, sin importancia, volátiles y olvidamos lo que nos une y ha traído hasta aquí.

…Las libélulas representan para cada cultura una cosa radicalmente diferente y pasa de heroína a villana en unos pocos kilómetros de distancia…Para los chinos, por ejemplo, las libélulas representan la inestabilidad y debilidad…En cambio para los indios navajos representan la pureza del agua…En Europa la reputación viene a ser aún más siniestra, pues desde el siglo XV estos insectos fueron vinculados al diablo infundadamente, aunque algunas de aquellas historias han quedado muy arraigadas en nuestras costumbres…Los cántabros habréis oído hablar de los llamados caballucos del diablo, que en la noche de San Juan van en busca de los tréboles de 4 hojas, para que los humanos no dispongamos de esa buena fortuna…

…Por tanto-como dice mi amiga- si somos capaces de superar las diferencias, complementarnos desde esa diversidad, desde esa “heterogeneidad y pluralismo” de la que acertadamente-creo-nos habla Ramón, que conformamos SCD… No olvidándonos de lo que nos une…Y no destacando y alejándonos por la diferencia, en lugar de por la coincidencia…Entonces seremos capaces de hacer el puzle…Pues no somos otra cosa que pequeñas piezas de un puzle…Muy diferentes entre si seguramente…Pero es que además –si queremos enfrentarnos y cambiar este “sistema”, tendremos que juntarnos con otras piezas, aún más diferentes a nosotros, para conformar un todo y construir esa “puerta constituyente” que nos permita salir o entrar…Según se vea…Y claro…Feliz semana mis queridas piezas.

Pin It on Pinterest