Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

Los libros de texto convertidos en manuales de adoctrinamiento

Ha pasado ya mucho tiempo desde que aquel viejo profesor de Didáctica de la Educación nos hablaba del valor, del carácter didáctico y de la importancia del libro de texto. De cómo eran igual de necesarios tanto para el alumno como para el profesor, pues debían servir para guiar mucho mejor la clase.

Nos explicaba con su habitual pasión y sentimiento que con los libros de texto teníamos garantizado que los niños iban a tener los contenidos necesarios para ajustarse al currículo educativo independientemente del centro escolar y del sitio de España en el que estuviésemos ejerciendo.

Nos decía con su maravilloso discurso retórico y con su espectacular arte de la elocuencia que el libro de texto debe ofrecer siempre una información fiable y veraz, adecuada en un tono y formato de la verdad mayúsculo. Solo así, nos decía con su voz firme, el libro de texto podrá ser una herramienta fundamental en cualquier educación.

Ya han pasado algunos años de aquellas clases magistrales y sin embargo, el carácter y la importancia del libro de texto debería seguir inmutable hoy para nosotros, los profesores, en nuestro día a día y cotidianidad docente. Tristemente no es así y los libros de texto que se usarán para el próximo año lectivo parecen más parte de la propaganda del Gobierno del socialista Pedro Sánchez que manuales didácticos para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Parece evidente que algunos editores de los libros de texto están perpetrando la gran traición a España construyendo post-verdades y dejando a un lado el rigor académico de los libros. Todo un despropósito que dejará huella en la calidad educativa y en los valores de nuestros jóvenes.

La culpa de esta manipulación de la Educación es, sin ningún género de duda, de estos políticos que quieren adoctrinar a nuestros hijos de forma ideológica y partidista; pero también de todos los cómplices de este despropósito. Unos por manipuladores, por acción; otros por omisión, por indolentes, por irresponsables y por sumisos; como los profesores y padres que permanecen silentes e impasibles ante estos planteamientos ideológicos y partidistas en la educación de sus hijos y alumnos; o los sindicatos y las asociaciones educativas que permanecen impertérritos ante estos nuevos currículos de enseñanza adoctrinadores adaptados a esta Ley LOMLOE (promovida desde el más burdo sectarismo y aprobada sin el consenso amplio) que se impartirán a partir de septiembre en los cursos impares tiñendo de ideología las páginas de numerosos libros de texto aprobada sin es amplio consenso.

Los libros de texto se han convertidos en catálogos de programas políticos con numerosos contenidos y conceptos que implican una carga ideológica muy importante y que no contribuyen a adquirir las competencias. Quieren crear activistas de sus leyes ideológicas. Es un escándalo que estos libros -más bien manuales- de diferentes editoriales asuman en mayor o menor medida la agenda ideológica del Gobierno de Sánchez, llegando en algunos casos a fomentar, a promover y a incitar directamente el odio contra VOX.

Es realmente preocupante la merma de la calidad que provocará esta nueva norma educativa, sobre todo en la rebaja de los umbrales de exigencia. Una Ley que nos trae unos nuevos libros de texto que reproducen de un modo indisimulado la ideología que quiere inculcar el Ejecutivo sanchista, pretendiendo convertir a los alumnos más que en estudiantes en verdaderos activistas del pensamiento que emana hoy de Moncloa.

Libros de texto que se centran en temas como la perspectiva de género o la exaltación del ecologismo y que erigen al Partido Socialista como ejemplo de lo que es la “democracia plena”. Libros que venden la mal llamada “memoria democrática”. Libros que inciden en la permanente advertencia del “acecho de la ultraderecha”. Libros, como el de Historia del Mundo Contemporáneo, de Primero de Bachillerato, en el que se presenta al partido de Santiago Abascal como una formación de “herencia” nazi y fascista. Libros en los que se culpabiliza a EE.UU y no al tirano Maduro del hambre y el éxodo en Venezuela.

Esta Ley y estos libros de texto no van a hacer más que agravar los males que desde hace años acechan y amenazan a la Educación en España.

Acoso escolar en los colegios

La semana pasada tuve la visita de una madre guadalajareña en el despacho de mi Grupo en el Ayuntamiento de Guadalajara. Su desgarrador testimonio es la semilla y el germen del nacimiento de este artículo que ahora mismo están leyendo.

Me contó que cuando deja a su hijo en el colegio tiene miedo. Que es una tortura continuada y constante para ella y, sobre todo, para su hijo. Y lo es porque no ve que el centro escolar al que va su hijo sea un lugar seguro físico y emocionalmente para él. Me narraba con lágrimas en los ojos que no ve que su hijo pueda acceder a su derecho a la educación en un entorno saludable y amable y que vive comportamientos de desprecio y ridiculización y comportamientos de intimidación, amenazas, exclusión y bloqueo social.

Esta madre acudía a pedirme ayuda porque su hijo estaba siendo víctima marginada y despreciada en su entorno educativo por sus iguales con la indiferencia, el silencio, la complicidad y la pasividad de los adultos profesionales de la Educación cercanos a él en el colegio.

Me decía esta madre que su hijo estaba sufriendo maltrato y acoso escolar, que día a día estaba quedando expuesto emocionalmente en manos de sus agresores y que esto generaba ya consecuencias graves en un niño que aún no tiene forjada su personalidad. Esta madre venía desesperada buscando ayuda, comprensión y, sobre todo, buscaba una fórmula para poner fin al tormento que está viviendo su hijo. “Si esto no es acoso, ¿qué es acoso entonces?”, me decía esta madre desesperada.

Así se sienten las familias cuando los protocolos contra el acoso escolar se quedan en papel mojado porque quien los tiene que aplicar niega que exista un problema o el procedimiento es demasiado lento. Estos protocolos existen, pero los parámetros son difíciles de demostrar y los colegios, como instituciones, dejan mucho que desear en el tratamiento y gestión para atajar estas dramáticas situaciones.

El acoso escolar es una lacra muy grande sobre la que debemos concienciar, sensibilizar, formar y aportar soluciones para identificarlo rápidamente y desarrollar buenas prácticas y una gestión eficaz.

La percepción que tienen la mayoría de padres, y también de profesores, sobre este asunto es que los centros ocultan casos de acoso para no dañar su imagen, y también que este asunto del acoso no se exterioriza o pasa inadvertido para los padres. Los padres quieren que los centros educativos sean lugares de protección y que haya una actuación enérgica para acabar con estos comportamientos.

El acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares y recurrente en el tiempo. Es una forma de violencia extrema. Consiste en una tortura continuada y constante, mediante la cual el agresor deja a la víctima subyugada, marginada y despreciada, a menudo ante la indiferencia, silencio o complicidad de otros compañeros o adultos cercanos a ambos. La víctima maltratada queda emocionalmente en manos del agresor, generando consecuencias graves en los menores, que aún no tienen forjada su personalidad.

Otro problema que acentúa el acoso escolar son las redes sociales y el uso del teléfono móvil, que se convierten en una caja de resonancia de lo que ocurre físicamente en el centro escolar, multiplicando el daño en la víctima.

El acoso escolar comienza en edades tempranas, siendo en Primaria donde más se produce, y reduciéndose paulatinamente a medida que los niños van creciendo y pasando por distintas etapas de asentamiento de la personalidad.

Las autoridades públicas solo contabilizan los casos que trascienden por medio de denuncias, que es un porcentaje muy pequeño. Las denuncias que se hacen suelen ser a causa de lesiones físicas, fáciles de determinar mediante un parte médico de lesiones. Pero está comprobado que el acoso psicológico es más grave que el físico y suele convivir con éste.

Sabemos que la violencia que se ve, la física, supone solo un 10 por ciento de los casos, permaneciendo oculto el otro 90 por ciento del acoso escolar en forma de agresiones psicológicas, que pueden generar daños a medio y largo plazo: estrés, depresión, ansiedad, suicidios…

Deberíamos empezar a trabajar en un Plan Nacional contra el acoso escolar, ya que las secuelas que puede sufrir un niño o adolescente ante el acoso escolar pueden ser gravísimas para su futuro y para su desarrollo como adulto, pudiendo desembocar en trastornos depresivos, ansiedad e incluso el suicidio.

Deberíamos implantar un Plan Nacional de prevención del Acoso Escolar para los primeros ciclos de la educación, poniendo el esfuerzo principal en Primaria, que es donde más se detecta y donde se podrá frenar a tiempo.

Deberíamos elaborar una Ley integral de prevención de la violencia en las aulas. Deberíamos dotar de recursos y procedimientos a los agentes sociales, profesores, familiares y otros adultos para facilitar la detección temprana del acoso escolar.

Deberíamos impartir cursos de entrenamiento infantil para la prevención del acoso escolar, proporcionando a los alumnos herramientas útiles para su vida, como la empatía o la asertividad, dotándoles de modelos de comportamiento positivo, y potenciando la inteligencia social y emocional, y la cultura del esfuerzo. Con el objetivo de dotar a los alumnos de autonomía, competencia y seguridad.

Deberíamos trabajar con las familias, para que aprendan a detectar el acoso escolar de manera temprana y poder evitarlo en sus hijos y en sus compañeros, trabajando junto con los profesores y resto de personal de los colegios.

Deberíamos concienciar a la sociedad sobre esta situación de violencia y potenciar su rechazo total para que madres como la que se acercó a hablar conmigo no se sienta desesperada y, sobre todo, su hijo pueda estar arropado más de lo que ahora mismo lo está.

NUEVO CAMBIO EN LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA

La Educación en España vuelve a cambiar de nuevo. El Gobierno acaba de aprobar el nuevo currículo que los alumnos de 12 a 16 años estudiarán a partir del curso que viene durante la Educación Secundaria Obligatoria; es decir todo lo que tienen que aprender de forma obligatoria estos alumnos.

Estos cambios no solo son para regular los contenidos, materias, y los horarios lectivos mínimos; también para eliminar las notas numéricas, para poder pasar de curso sin límite de suspensos, para estudiar con una mentalidad más feminista y aprender los derechos de las personas LGTBI. También para terminar con el necesario método memorístico, para acabar con los exámenes de recuperación o para suspender el estudio de los hechos cronológicos de la Historia y eliminar los hechos históricos que no interesen al gobierno de turno. También para que la Filosofía deje de ser una optativa de oferta obligatoria para los institutos en cuarto de la ESO.

Pero lo peor de todo es que se tira por tierra al modelo de éxito basado en el esfuerzo, en la exigencia, en el pensamiento crítico, en la visión holistica y filosófica y en la meritocracia. Mal futuro para la juventud el que les propone este Gobierno.¡Cuánto daño!

El principio del esfuerzo es indispensable para lograr una educación de calidad. El esfuerzo debe ser el motor de una sociedad. Hay que educar a los niños en este esfuerzo, en el sacrificio, en la lucha y ayudarles a ver la compensación del esfuerzo. Y todo ello debería pasar por la puesta en marcha de exámenes y pruebas externas comunes a las que habrían de enfrentarse para reconocer socialmente los aprendizajes adquiridos. Valoraciones númericas claras y efectivas y repeticiones si no se alcanzan los mínimos. Exigir y valorar en resumidas cuentas.

A ellos les cuesta muchísimo ver que el esfuerzo merezca la pena. No ven más allá de lo instantaneo, del aquí y el ahora. Les estamos acomodando en pesebres donde apenas valoran ni conocen lo que significa el esfuerzo, ni la motivación personal, ni el reconocimiento, ni el mérito; facetas y elementos que deberían ser fines y bases del sistema.

Ahora tan solo nos queda que las comunidades autónomas y en concreto la de Castilla-La Mancha redacten y aprueben su 40% y hagan sus propias adaptaciones para que los centros escolares guadalajareños puedan gozar de la cacareada independencia y flexibilidad educativa. Independencia que no deja de ser una falacia pues llegará todo impuesto por las dos administraciones educativas.

Los parques de Guadalajara y la biodiversidad urbana

Cada parque en Guadalajara ha de tener un objetivo y un mantenimiento diferente. No solo son los pulmones de Guadalajara para combatir la contaminación en los que pasear, jugar, descansar, practicar actividades deportivas, culturales o recreativas.

Algunos son áreas con una singular diversidad de aves en los que sus árboles, arbustos y oquedades se convierten en sus casas y en dormideros donde un número considerable de aves se reúnen para pasar la noche. Es durante los inviernos cuando se alcanzan las mayores concentraciones y, en consecuencia, cuando esos dormideros urbanos adquieren especial importancia, aunque otros están activos todo el año.

En estos últimos años he observado que la fauna de los parques de Guadalajara está desapareciendo. Entre las razones, una de ellas se asocia directamente a la pérdida de su hábitat natural al cortar árboles grandes y hacer talas indiscriminadas sin tener en cuenta este factor biótico. Estamos destruyendo sus lugares de anidación y carecen de cavidades donde las aves puedan refugiarse. También está disminuyendo sus presas tróficas: pequeños insectos, gusanos, larvas y pequeños caracoles.

El Cuatro Estaciones, en el entorno del depósito de las aguas, es un baluarte y ejemplo claro de todo esto y del papel fundamental que juegan los parques para potenciar la conservación de la biodiversidad guadalajareña. Debemos empezar a elaborar proyectos donde la naturaleza tenga cabida en la ciudad para ofrecer la oportunidad de dar a conocer y relacionarse con dichos espacios, concienciándose de la necesidad de protegerlos en el medio natural. Es importante tomar medidas para su conservación y no permitir que especies tan maravillosas como el autillo desaparezcan por completo. Urge el compromiso con otra forma de entender el papel de los parques en Guadalajara y de sus habitantes en la gestión de la biodiversidad de nuestra ciudad.

El autillo es un pequeño búho que está presente en este parque. Nos ameniza con su característico cantar aflautado, pero es muy desconocido por su carácter y hábitos secretos y nocturnos. Su plumaje le esconde y camufla entre las ramas de los árboles. Se alimenta de insectos, de escarabajos, de lombrices, de mariposas y polillas adultas o en fase de oruga. También comen frutas, néctar y polen de las flores, realizando la importante función de polinizadores.

Otro de los parques que tenemos en Guadalajara con un alto valor biodiverso es el Parque del Coquín. Allí hay una importante colonia de murciélagos que recorren a diario por las noches nuestras calles, participando activamente en la dispersión de semillas, en la polinización de especies vegetales y en el control de plagas.

Es por ello que cuidar, proteger y preservar esas zonas verdes con esos árboles viejos es fundamental para proteger la diversidad de aves en Guadalajara. Esta diversidad, sin ningún genero de duda, permitirá aumentar y poner en valor nuestra ciudad.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, y su equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de la ciudad, deberían empezar a cuidar nuestros parques y sus árboles. No lo hacen; por eso han recibido hace una semana el ‘Premio Atila’ a la peor conducta medioambiental 2021. Galardón anual que organiza Ecologistas en Acción… Y lo ha recibido entre otras razones por su “política arboricida”. Tal vez debiesen escuchar más a los que llevamos hace años cuidando de nuestra biodiversidad urbana guadalajareña

II Congreso de Conservación en Cogolludo: peor no se puede hacer.

La política es el proceso de tomar decisiones para resolver los problemas que surgen en la convivencia colectiva. Debería ser una herramienta para conseguir el bien común y se ha convertido en uno de los principales problemas de nuestro modelo democrático. Es paradójico que aquellos a quienes la sociedad designa para solucionar los problemas y regir los destinos del país o de la ciudad, se conviertan no en problema, sino en problema principal. Muchos españoles creen que los políticos somos el problema y nos perciben como una clase endogámica, elitista que viven más preocupados de sus intereses particulares y de dar solución a los problemas de poder, que de preocuparse de sus representados, que son los que nos pusieron ahí.

No les falta razón pues la tendencia de la Política a fagocitar cualquier área o ámbitos de actuación de nuestra vida cotidiana es muy grande. No tenemos suficiente con nuestro medio de vida natural: Ayuntamientos, Diputaciones, Parlamentos, Administraciones, que pretendemos conquistar y fagocitar otros territorios y esferas que no nos corresponden como la banca, la justicia, los medios de comunicación, la conservación natural entre otros muchos. Y todo amparado y legitimado en la falsa excusa de haber sido elegidos representantes públicos. La política debería ser la solución y cada vez es más el problema.

Hoy se ha hecho público la cancelación del II Congreso de Conservación Activa en memoria de Félix Rodríguez de la Fuente que se iba a celebrar del del 12 al 15 de marzo en la localidad guadalajareña de Cogolludo, aquí en Guadalajara. Este Congreso fue presentado por el consejero de Desarrollo Sostenible hace tan solo unas semanas en Fitur como un “importantísimo evento que pondrá nuestra Sierra Norte de Guadalajara en el centro del sector de la naturaleza, dejando clara la apuesta del Gobierno regional por la conservación de la biodiversidad y del medioambiente en los espacios protegidos de Castilla La Mancha”. A Escudero le acompañaron el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega; el alcalde de Cogolludo, Juan Alfonso Fraguas, además del viceconsejero de Medio Ambiente Fernando Marchán, la directora general de Turismo, Ana Isabel Fernández Samper y el delejado de la Junta de Comunidades en Guadalajara, Eusebio Robles.

Hoy, pocas o ningunas aclaraciones tendrán ustedes de las razones de la cancelación de este evento, que hubiese creado no solo riqueza y economía para la provincia, impulsando y promocionando la provincia de Guadalajara como destino turístico para que sea de mayor atractivo regional, nacional e incluso internacional y potenciando todos los recursos turísticos, sobre todo en el aspecto de Naturaleza y biodiversidad, sino también homenajeado al gran Félix y permitiendo a Guadalajara ser un nombre en el conservacionismo español de especies tan importantes como el lobo ibérico.

Hoy solo encontrarán un breve comunicado de la organización eximiendo de responsabilidades a los políticos y agradecido a estos el apoyo y el trabajo realizado por todos y cada uno de sus representantes. En esa breve nota también podrán leer las disculpas de los organizadores por los malos entendidos suscitados por la posible asistencia al congreso de la primatóloga Jane Goodall y que al final no acudiría, porque tan solo dijo que intentaría acudir pero nunca confirmó del todo su presencia.

Según ellos la empresa contratada para diseñar la web del congreso publicó en pruebas el programa, que incluía a la propia Goodall como madrina del mismo y esto lo aprovechó la conocida asociación Lobo Marley para arremeter contra este Congreso de una forma beligerante, matona y amenazante, como solo ellos lo saben hacer, generando miedo y con mentiras.

Conozco bien esa asociación, fui miembro fundador y secretario de ella. Lo fui hasta el justo momento en el que descubrí y me enfrenté a las verdaderas razones espurias con las que algunos miembros de esta asociación (actuales dirigentes) querían fecundar el manifiesto fundacional de esta organización. Estos falsos conservacionistas que quieren vivir del conflicto del lobo y que paradójicamente, de una forma muy subterránea potencian el conflicto conservacionistas- ganaderos mienten en torno a la verdadera esencia de las propuestas de acciones concretas que proponen para poner fin a este conflicto tan enquistado del lobo.

Este conflicto es una mentira que ellos mismos llevan alimentándolo mucho tiempo; y lo hacen porque es su forma de vida, por conveniencias personales, negocios y mercadeo. Viven de este conflicto y tratan de demonizar todo lo que hay en torno a este animal para sacar tajada mediática y económica del asunto. Tras la guerra de esta especie, icono del conservacionismo y proteccionismo español y su defensa se esconden interés muy espurios y un plan tejido desde el corazón del lobby del proteccionismo y animalismo más rancio, interesado y radical que se puedan imaginar. Ellos conocen perfectamente que la protección del lobo en España no acarreará, ni significará su conservación absoluta, sino todo lo contrario, será la guerra más cruel y más sangrienta que pueda desencadenarse en torno a todos los sectores directamente relacionados con este asunto.

Lobo Marley representa muy bien en España a esa figura del falso conservacionista radicalizado con la defensa de un animal. Ellos han sido capaces a través de sus mentiras y de su carga ideológica y política frenar este Congreso. Ellos representan los más duro y rancio de este lobby vegano-animalista que viene a imponernos como hemos de vestir, como hemos de comer y que las tradiciones que tenemos que cuidar y mantener. Vienen con odio y mentiras a coartarnos nuestras libertades, a imponernos su pensamiento único ambientalista.

La mala gestión de los organizadores, el miedo, la cobardía y los intereses partidistas de nuestros políticos del PSOE de Castilla la Mancha y de Guadalajara y de su compañeros de cama, los totalitarios de Podemos, han impedido que esta propuesta tan enriquecedora para Guadalajara se pueda desarrollar. Han impedido que los guadalajareños conociésemos a este emblemático animal que tantos amores y odios despierta. Han impedido que nos puedan mostrar la realidad del conflicto del lobo; vista de una forma holística e interdisciplinar, de manera científica; por una lado con datos y hechos reales de la mano de especialistas en este cánido y por otro de los ganaderos, conservacionistas y políticos. Han impedido que tengamos una base sólida sobre la realidad de este animal y su conflicto. Han impedido que en este Congreso se pudiesen diseñar, conocer y aplicar métodos de prevención de daños a la ganadería con el objetivo de mejorar la coexistencia entre el lobo y el hombre. Nos han impedido aprender más sobre este animal tan emblemático a través de aspectos como la biología, etología, distribución, población actual y gestión con los sectores implicados. Nos han impedido poder disminuir el rechazo social a esta especie y en ayudar a los ganaderos para enfrentarse a los ataques de lobo y a la gestión de sus indemnizaciones. Esto es todo lo que han impedido.

Pin It on Pinterest