Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

Quizás, muchos ya lo conozcan, pero a mí este video de la serie Minuscule de Thomas Szabo: El sueño de un caracol http://www.youtube.com/watch?v=AXSqjvbK2Ug , me recuerda a una conversación que tuve con un par de amigos… Tienen unas curiosas teorías sobre por qué los caracoles son los animales más lentos que hay en la tierra.

Uno de ellos cree que el caracol era el animal más rápido que había en la tierra… Al principio-dice mi amigo- era libre y muy rápido…Un día, debido a una fuerte tormenta, resbaló con una hierba que tenía muchas espinas y …

…Bueno mejor os cuento que le pasó al caracol, después de acercaros la mejor pregunta de la semana:
¿Por qué cortamos las rosas?

…Y volviendo al caracol… Dice mi amigo que el caracol chocó contra una inmensa piedra puntiaguda…Cogió miedo tras este golpetazo y poco a poco comenzó a disminuir su velocidad…Se fue volviendo cada vez más lento…Lo hacía por seguridad, por miedo a hacerse daño, por auto protegerse… Sobre todo cuando se tenía que enfrentar a situaciones adversas. Ese miedo-comenta mi amigo- se le empezó a acumular en la espalda y empezó a crecer y crecer hasta envolver a todo el caracol…Hoy el caracol es el animal más lento y carga con una inmensa concha espiral, que usa como capa protectora cuando encuentra un problema. Apenas puede recordar-comenta mi amigo- como era al principio.

Mi otro amigo le rebate su teoría… Dice algo parecido pero muy diferente…Comenta que sí, que el caracol era en un principio, el animal más rápido del mundo…que apenas tenía tiempo para nadie, ni tan siquiera para él…Iba a todos los sitios corriendo, ni tan siquiera se paraba a mirar un amanecer o un atardecer. Comenta-este otro amigo- que sí, que resbaló con una hierba que tenía muchas espinas…Y que chocó con una inmensa piedra puntiaguda…Y que cogió miedo tras este golpetazo… Y poco a poco comenzó a disminuir su velocidad… Y se fue volviendo cada vez más lento…Pero-cuenta mi otro amigo- que el caracol se hizo lento porque empezó a pararse a hablar con la gente, a descubrir el mundo que le rodeaba, a ver llover, a escuchar, a mirar a las estrellas, a la luna-no la conocía-, a vivir con más lentitud, pero de forma más constante, más sensible…con más sentido.

En fin, no sé quién llevará razón…Posiblemente los dos…Nunca me había planteado el por qué de la lentitud de los caracoles desde esa perspectiva y he de confesarles que resulta realmente cautivador y emocionante escuchar a mis dos amigos enfrascados en este tema tan apasionante.

La velocidad de los caracoles es mil veces menor a la que alcanza una persona andando… ¿Andaremos demasiado deprisa?… Volví a casa pensando en mis amigos y en sus “curiosas” teorías gasterópodas. ¿Por qué los caracoles son los animales más lentos de la tierra? ¿Cuáles serán sus verdaderas inquietudes? ¿Qué nos perdemos al andar tan deprisa? ¿Cuáles son nuestros sueños? ¿Nos tapa ese caparazón nuestra verdadera apariencia? Feliz semana.

Pin It on Pinterest