Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

Ha llegado el tiempo de sacrificio dice Esperanza Aguirre tras su dimisión como presidenta del PP en Madrid por no haber vigilado a todos esos cargos designados por ella que están imputados e investigados en presuntos casos de financiación ilegal del PP madrileño. De nuevo la corrupción es la noticia del día…Otra vez los escándalos de corrupción forman parte de los temas de conversación de la sociedad española.

Es asombroso e irritante el cinismo que hay en este asunto de la corrupción. Es cierto que este modelo democrático que tenemos nos lleva inexorablemente a la corrupción. Es cierto que la clase política es endogámica y se ha hecho dueña y señora del estado. Es cierto que nuestros políticos, sus partidos y su gestión, en numerosas ocasiones, acaban en casos de corrupción. Pero el asunto es más gordo y no solo está en nuestra clase política sino en nuestra sociedad, en nuestra educación, en nuestros valores.

Hemos permitido esta corrupción, hemos participado en ella, hemos crecido con ella, la hemos consentido, hemos mirado para otro lado…Esto es lo grave.

La sociedad española es una sociedad en la que abunda la corrupción en el más amplio y duro sentido que lleva esta declaración. Estamos expuestos a continuos casos de corrupción y picaresca española, forma parte del ADN de muchos españoles… Hoy mismo, tras una jornada de paseo por la montaña comentaba a mis compañeros de caminata que en esta asunto de la corrupción todo seguirá igual mientras nuestros valores no cambien. Les comentaba que no solo hay corrupción en nuestra clase política si no en nuestra sociedad, en nosotros. Y que nada cambiará mientras no cambiemos nuestros valores. Necesitamos regenerar no solo nuestros partidos si no toda la sociedad española.

Paradójicamente tras finalizar la conversación, uno de ellos, en tono de sueño deseado, nos proponía salir mañana lunes de viaje al norte de España. Mi contestación fue tajante: “ojalá pudiese, pero tengo que trabajar”…La respuesta automática de otro de los compañeros de paseo fue rotunda: “vas porque tu quieres…algunos tenemos unos amigos médicos que nos darían una baja instantánea…Y a disfrutar”.

No sé si un día conseguiremos que esto cambie, pero… En fin de momento así están las cosas y así seguirán si no cambiamos.

 

Pin It on Pinterest