Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

Una de las cosas con las que convivo diariamente en las aulas, es con numerosas situaciones sorpresas en forma de preguntas o de circunstancias imprevisibles. Tienes que tomar decisiones imprevistas y salvar situaciones inesperadas…Tienes que hacer algo sin habértelo preparado…Tienes que crear algo en ausencia de…Tienes que solucionar…Tienes que improvisar…Tienes que…

Esta habilidad es de vital importancia para meterte en un aula con niños. Tienes que estar preparado para actuar y desenvolverte con espontaneidad, aunque hayas hecho una planificación fina. Estas continuas interrupciones y sorpresas, pueden estimular tu creatividad o pueden ser causa de agotamiento, baja o incluso de abandono de la profesión. En mis 20 años ya – entre tizas y pizarras- he visto como a muchos compañeros, estas situaciones imprevisibles, les traían por el camino de la amargura. Debería haber una asignatura en la Escuela de Magisterio-incluso en la vida- que se llamara Improvisación.

Hablando de bajas docentes, he de confesaros, que de esta oleada suicida de recortes en la enseñanza pública que vivimos, la que más me cuesta digerir y creo que empeora de una forma muy alarmante, las condiciones en las que se desarrolla la Educación, es el…

…Bueno, mejor os lo cuento, después de acercaros la mejor pregunta que me han hecho esta semana:
¿Qué es la dignidad?

…Y volviendo al tema de recortes educativos, lo que menos entiendo, es el retraso-como práctica habitual- en la sustitución del profesorado. A este respecto, Becerril-defensora del pueblo- dice en el informe anual de la institución, debido a las numerosas quejas por este tema, en que son «indudables las consecuencias negativas» y, en ocasiones, «difícilmente reparables», que pueden derivarse para los alumnos de esta práctica. Y les aseguro que en muchos casos estas sustituciones no se hacen ni en periodos de un mes. ¿Se imaginan que su hijo no tuviese profesor durante un mes? ¿Se imaginan que ese profesor impartiese Matemáticas a 2º de Bachillerato, ahora que se aproximan sus pruebas de acceso a la universidad?

Esta política económica es tan injusta como inadecuada. Ha afectado a la reducción de los gastos de funcionamiento de centros educativos, de los gastos de personal, a incrementos en la ratio, a… Entiendo que tengamos que vivir “elementos” de austeridad, entiendo que haya que reorganizarnos, recortar, incrementar la carga horaria lectiva, trabajar más por menos… Pero no entenderé jamás que se sigan despilfarrando los recursos públicos por otros lados, mal gestionando, derrochando… Y esto es lo que nos cabrea, lo que nos irrita, lo que nos enfada cada dia.

Y lo peor de todo, es que estas quejas, están siendo mal encauzadas. O nuestra clase política canaliza esta crispación con nuevas formulas democráticas o somos más originales en estrategias de quejas y defensa, alejándonos de la violencia o nuestras calles y cámaras democráticas se convertirán en campos de batallas.
Volviendo con el tema de la dignidad y en relación con quejarse de forma ingeniosa manteniendo eso, la dignidad intacta, os aconsejo ver una película colombiana de 1993: La estrategia del caracol. Os aseguro que la ilusión, la creatividad y la dignidad que derrocha es tan impresionante como actual. ¡No os la perdáis! Eso es la dignidad.

PD: Mi posdata de hoy la escribo en memoria del profesor Sampedro, un apasionado de la libertad.
«Lo que más me indigna es la indiferencia con que se contemplan las cosas, en general. Y en los dirigentes, la ignorancia y la soberbia. Esto acaba por degradación moral. Hemos olvidado la justicia y la dignidad. Una sociedad que sustituye bienestar por beneficio es el exponente de una sociedad en grave decadencia”. José Luis Sampedro.

Pin It on Pinterest