Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d584428927/htdocs/clickandbuilds/AntonioDeMiguelAnton/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
Seleccionar página

la-corrupcin-en-republica-dominicana-1-638Hoy me he parado a leer  la primera base de datos pública sobre los delitos de corrupción en España de funcionarios, gobernantes y políticos con responsabilidades públicas,  que se  presentó ayer jueves en el Consejo General del Poder Judicial.

1.378 personas fueron procesadas por corrupción entre el 1 de julio de 2015 y el 30 de septiembre de 2016, es decir, 91 personas al mes y tres procesados cada día. Todos ellos actuaron de manera ilegal con dinero público, en su mayoría implicándose en corrupción política o administrativa mediante delitos como: prevaricación administrativa, urbanística o malversación, violación en la custodia de documentos públicos, de secretos, cohecho o tráfico de influencias, fraudes o abusos o negociaciones prohibidas a funcionarios.

El estudio es muy profundo, analiza los delitos cometidos por comunidades autónomas entre las que está a la cabeza Cataluña, con 303 procesados, el doble que la comunidad más poblada, Andalucía (153), Madrid (145), Cantabria (100) y Canarias (105). La comunidad navarra es la única que en estos 15 meses en los que se han recogido datos, no ha registrado ningún procesado por corrupción.

En la relación entre  hombres y mujeres, de 1.378 procesados, 1.060 (el 77%) son hombres y 318 mujeres. Respecto a la nacionalidad de las personas  analizadas 1.174 son españoles, 34 de Estados miembros de la UE y 170 extracomunitarios.

El problema de la corrupción es muy grave…Es posible minimizar esta pandemia que sufrimos en España. Pero hay que aplicar tres tipos de antídotos que no son nada fácil de conseguir.

El primero es diseñar herramientas de control y estrategias para combatir de manera genérica este problema. Hasta ahora se han buscado herramientas concretas para cada caso concreto.

El segundo antídoto es hacer las  reformas legales necesarias para  endurecer las penas contra los corruptos y aumentar el plazo de prescripción para este tipo de delitos.

Y el tercer antídoto es la Educación para combatir la falta de normas y valores de orden cívico y moral pública. Necesitamos una buena dosis de honradez y esfuerzo para esta sociedad tan frívola en la que el sálvese quien pueda y el pisa o te pisan forma parte de nuestros comportamientos como ciudadanos.

Pin It on Pinterest